¡Comparte con tu red!

¿Aún sirve la democracia?

por | Política

Desde hace milenios se ha dicho que se reconocen tres formas de gobierno: monarquía, aristocracia y democracia, sin embargo, con las actuales experiencias podríamos ajustarnos bien a la propuesta de Popper, dos tipos, en los que se puede cambiar a las autoridades sin violencia y los otros.

Además, de las variantes que conocemos, lo que conviene a cada pueblo es una que se ajuste mejor a su cultura.

De Iberoamérica podemos prestar atención a alguno de los pueblos iberoamericanos, en mi opinión una de las más altas culturas cívicas, los chilenos. Ciertamente tuvieron un periodo de dictadura militar que no puede olvidarse, pero, también hay que recordar como terminó este periodo: el dictador preguntó al pueblo si ya debía retirarse, el plebiscito indicó que debería hacerlo y simplemente lo hizo.

Después de varios gobiernos de centro derecha y economía liberal, optaron por elegir a un presidente que se proclamó de izquierda, Boric. Ya en el poder ha propuesto una nueva Constitución que no satisfizo a la población, fue rechazada. Saben tomar decisiones y corregirlas para ajustarlas a sus necesidades.

Algo semejante ha sucedido en Colombia, otros ciudadanos con educada conciencia cívica, en donde después de probar llevar a un exguerrillero, hiperbólico en sus decires, a la presidencia de la República, ahora lo han limitado con una nutrida votación en contra de su partido.

Buenas lecciones ambas.

La experiencia de Venezuela, por cierto, por estos días es aniversario del triunfo original de Chávez, fue diferente, la prueba al populismo de izquierda no pudo ser rectificada porque pasando cierto límite, después de destruir los organismos de equilibrio, ya es muy difícil retornar. Hace pocos días que Corina ganó las elecciones internas de la oposición, falta que Maduro le permita competir en la verdaderas elecciones.

Ahora, ¿qué podemos decir de la reciente decisión de los argentinos? Ciertamente mostraron su desacuerdo con el populismo de los últimos gobiernos que han padecido. Esto podría decirse que ha sido acertado, pero ¿han llevado al hombre correcto para corregir el rumbo?

Los populistas considerados de derecha han celebrado el triunfo de Milei, Donald Trump, Jair Bolsonaro, por cierto, no le hacen gran favor.

Podemos esperar que con el timón en la mano, medite a profundidad los métodos que aplique, ya que el desastre que le entregan, sumado a las personas que no votaron por él y rechazarán con energía las duras y necesarias medidas para salir de sus recurrentes crisis, no le facilitarán su gobierno. Además, no contará con el respaldo del Congreso a plenitud. Si pierde el control, su fracaso servirá para hacer escarnio de la “derecha”

Como quiera, si contamos a Perú, con la anterior vice-presidenta Dina Boluarte, hoy presidenta de este país, que no presume de izquierda, puede decirse que el panorama sudamericano está cambiando, quizá no con el suficiente tino, pero su rechazo al populismo de “izquierda” es claro

Ciertamente la democracia como cualquier otro sistema sirve y vale en la medida de que los que lo “usan” saben cómo cuidar el sistema y como aplicarlo. La solución a los problemas sociales no son los sistemas son los ciudadanos.

Suscríbete a Revista Forja en WhatsApp

Suscríbete grátis a Revista Forja

Suscríbete al canal de Revista Forja en WhatsApp (más privado que un grupo) y recibe cada mes la revista en PDF y artículos como este cada semana.

Autor